La dermatitis seborréica es una afección común que padece entre el 3 y el 5 % de la población. Es motivo de consulta frecuente en dermatología.

Su evolución es por brotes, la dermatitis seborréica se manifiesta por la aparición de pequeñas placas eritemato-descamativas en las zonas seborréicas del rostro (borde del cuero cabelludo, cejas, espacio interciliar, pliegues naso-genianos y mentón) y es visible y recidivante.

Los pacientes se sienten incómodos estética y socialmente debido a la gravedad y la frecuencia de los brotes, así como a la eventual resistencia al tratamiento.

Algunos de los factores que favorecen el desarrollo de la dermatitis seborréica y sus brotes, son los siguientes: la producción sebácea, las levaduras de tipo Malassezia y factores externos tales como períodos de estrés o las variaciones climáticas.

Zonas afectadas :

El objetivo es entonces brindar un tratamiento que permita:

  • Limitar los síntomas de la enfermedad durante los brotes;
  • Poder reducirlos y espaciarlos;
  • Mejorar la calidad de vida del paciente.

Es sobre la base de estos criterios que los laboratorios noreva han desarrollado la línea Sebodiane® DS, primera línea sebo-reguladora reequilibrante.